¿SOCIAL COMMERCE O F-COMMERCE? LAS REDES SOCIALES COMO NUEVO CANAL DE VENTAS

 

Definición de Social Shopping o Social Commerce

 

Todo aquello que ayuda al usuario a comprar donde quiera que estén (entorno de redes sociales) y le ayudan a conectarse donde ellos quieren comprar. Es el uso de las redes sociales como canal de venta del comercio reteail.

 

Definición según Wikipedia : “Social commerce o Social Shopping es un canal más del e-commerce que conlleva el uso de los medios sociales que conllevan la interacción con los usuarios y la prescripción y participación activa por parte de ellos en las actividades de venta y compra de productos y/o servicios “.

 

Las tendencias en redes sociales continúan evolucionando y con ellas la búsqueda por parte de las marcas de encontrar un mayor nexo con los usuarios para lograr rentabilizar este medio.

 

Si bien inicialmente se utilizó como un mero canal más de comunicación enfocado a las relaciones públicas, comunicación, promociones y atención al cliente lo cierto es que la tendencia que cada vez suena más y que está comenzando a impactar en el territorio digital español es el llamado Social Shopping ó F-commerce (este último cuando está basado 100% en la red social Facebook).

 

Social Commerce

 

 

 

 

 

Las predicciones de comercio en redes sociales señalan un crecimiento anual del +56%.

 

 

Para que esto funcione Facebook o cualquier otra red social existente o en vías de existir,  debería tener un desarrollo similar al de Google.

 

El potencial de Facebook (y Google+) de llegar a sus miembros utilizando la gama de botones y widgets como helpdesk personalizados (a la manera de igoogle) en la que el usuario lleva a su página los accesos que le interesan incluyendo su zona de social shopping particular es el ideal de social commerce al que deberían dirigirse este tipo de redes sociales.

 

El Comercio electrónico ha comenzado a tantear desde los grandes players del retail (Zara, El Corte Inglés, Walmart…) las posibilidades del F-commerce, ya que nadie puede darse el lujo de ignorar un mercado potencial en el que casi el 100% de la población española accede a una red social al menos una vez al mes según el último análisis de comScore Media Metrix del mes de mayo:

 

 

 

Facebook (penetración del 70% de españoles mayores de 6 años)

Tuenti (penetración del 36%).

Linkedin ( 10% de los internautas españoles)

 

Twitter(penetración del 13%)

 

Ránking:
1. Facebook: 15,8 millones de usuarios
2. Tuenti: 8,3 millones de usuarios
3. Windows Live: 4,9 millones de usuarios
4. Twitter: 3,1 millones de usuarios
5. Linkedin: 2,2 millones de usuarios

 

 

 

La gran diferenciación con el e-commerce se basa en que los usuarios son el catalizador que dará a conocer aquellos productos de auténtico interés para los usuarios en base a sus gustos y preferencias, que suelen ser las mismas que su entorno más cercano (teoría de la agrupación social por intereses o gustos comunes). El uso de los botones “me gusta” o “compartir” toma por tanto en el social commerce/shopping un sentido comercial distinto pasando a ser “prescriptor” el usuario en lugar del propio canal de venta.

 

Si aun cabe alguna duda de porqué este es el siguiente paso en la evolución de los canales de venta digitales tan solo tenemos que pensar en las dos grandes “palabras” en las que todas las grandes marcas pensamos: ROI y MÉTRICAS. Si hay un medio por excelencia que nos permite medir  el efecto directo de cada acción realizada ese son las redes sociales.

 

Una cosa es cierta, antes de comenzar cualquier tipo de actividad commerce en las redes sociales es fundamental para la marca en cuestión asegurarse :

 

1.-Una masa crítica mínima de usuarios.

 

2.- Mediante el análisis de los mismos, basárse en el conocimiento de sus necesidades

 

3.- Una vez establecida una previa relación de confianza y, para estas cuestiones, las redes sociales pueden ser muy útiles si se utilizan correctamente, comenzar el desarrollo de una relación social commerce.

 

¿Qué ocurriría de no seguir estos pasos?, rechazo automático hacia la marca por parte del usuario, ataque frontal y viral hacia la marca entre los usuarios con su consiguiente expansión en  las distintas redes, un resultado negativo del ROI.

 

 


 

Deja un comentario

Archivado bajo Digital Business, Digital News, SOCIAL COMMERCE, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s